¿Después de la pandemia qué?

Con un calendario constituyente por delante, los diputados por el distrito n°10 Maya Fernández (PS) y Gonzalo Winter (FA) comentan sobre el rol del Estado y sus nuevas prioridades.

¿Un Estado más robusto?

Maya Fernandez:

Levantar la pregunta sobre qué Estado vamos a necesitar construir después de la crisis sanitaria es sin duda una necesidad política que las fuerzas progresistas deben responder en su conjunto. Este es el primer y el más fundamental desafío que deberemos enfrentar ante un proceso constituyente que nos llama a reflexionar respecto al estado que aspiramos para las actuales y futuras generaciones. Si pretendemos acumular la fuerza suficiente para colocar a nuestro país en la senda de la transformación del modelo neoliberal, es preciso debatir sobre estas preguntas para ir convergiendo en miradas comunes que puedan transformarse en programas que nos permitan tener una acción política unitaria ante los desafíos de una sociedad con altos niveles de desigualdad y que en este contexto de crisis arriesga su profundización si no hay una respuesta decisiva de parte del Estado. Sin unidad no hay fuerza para transformar, y solo habrá unidad como un resultado de un proceso de debate amplio y sistemático sobre cuestiones fundamentales de nuestro orden social.

Gonzalo Winter:

Debe haber una sociedad mucho más organizada y un Estado mucho más presente. Uno de los dogmas del neoliberalismo que se ha caído, es que se creía que el mercado podría funcionar sin una sociedad organizada. Pero cuando las desigualdades se profundizan y hay una ausencia del Estado, el malestar social es más evidente y creciente, dando espacio a expresiones como el estallido social, (como respuesta) ante la demanda por la provisión de mayores derechos sociales; el narcotráfico como organización posicionada en el desarrollo del territorio o en las muertes por la pandemia que cada día afectan a las familias vulnerables, donde el Estado no llega. En este nuevo escenario, sin duda que tendrá que haber un Estado mucho más robusto en la provisión de derechos sociales. Pero también se requerirá una sociedad muchísimo más organizada para que el Estado funcione, más comprometida consigo misma que la que existe actualmente, y eso significa entender a la política no simplemente como Estado, sino con la organización de la sociedad civil.

¿Por dónde partir?

Maya Fernandez:

Abordar el tema de las pensiones es estratégico para un proyecto de izquierda. Por un lado es urgente por el bienestar de las personas que reciben una jubilación miserable. Es una urgencia social irrenunciable.

También, con el sistema de pensiones, abordamos el problema del capital y su influencia como sostén del modelo neoliberal, al permitirle contar con una inmensa masa de recursos financieros de los trabajadores y trabajadoras que sirven como combustible para mantener la lógica económica que impone el capital financiero. Las posibilidades que se abren, al momento de que esos recursos puedan ser invertidos bajo una lógica pública encaminada a un desarrollo productivo nacional, constituye uno de los objetivos políticos prioritarios para el proyecto de izquierda.

Gonzalo Winter:

Con respecto a donde partir, hay muchos aspectos: quizás vivienda y ciudad son uno de los más urgentes.

En educación hay un camino que ya se ha iniciado, con reformas muy tibias, pero que en el fondo la crítica a la mirada neoliberal de la educación siento que ya está sentada en la sociedad, y si bien el debate de política educacional chileno todavía no abarca la educación, sino solamente su financiamiento y al régimen de propiedad de quienes la proveen, siento que ya se ha iniciado un camino, que por lo tanto podría no ser el más urgente.

Pensiones es un camino muy complejo que vamos a transitar como país, y a diferencia de los tres temas anteriores, creo que salud no es un debate tan complicado. Una medida sencilla de aplicar es el seguro único de salud, que en materia de financiamiento implica un cambio radical en la forma en que se provee ese derecho en Chile. 

 

Compartir